Son un grupo de tres islas o islotes cercanas entre sí que se encuentran deshabitas, las mismas no poseen vegetación propia.

El islote de  los Monjes del norte es el central; el de los Monjes del sur es el que posee mayor altura (casi llega a los 50 metros); y el de los Monjes de este es el más pequeño, compuesto por un solo cayo.

Podemos observar que sus orillas son de color blanco, debido a la sal que deja el oleaje del mar y el fosfato del guano proveniente de las aves marinas.

Por su ubicación geográfica recibe el impacto permanente de los vientos Alisios.

 

 

Fotografía: Josh Pesavento, Santi MB

Dirección del Sitio